CASONA COMERCIAL EL TABACAL – PIEDECUESTA, SANTANDER, COLOMBIA.

Cargando…
Cargando…
Cargando…

PLANOS CASONA COMERCIAL EL TABACAL

Cargando…

Ficha Técnica del Proyecto

 

01 de Octubre de 2016.

Arquitecto  : Néstor Rafael Villabona Hernández.

Localización  : Piedecuesta, Santander, Colombia, Sur América.

Dirección de la obra  : Calle 7 No. 6 – 07 Barrio el centro.       

Dirección de Ejecución  : Grupo Abc Crear Arquitectura.

Área  : 1.200 M2 Construidos comerciales y 3.000 de urbanismo.

Año del proyecto  : 2017.

Fotografías  : Carlos Olarte Fotografo profesional.

 

Descripción del arquitecto:

Recuperando el corazón de la ciudad:

Los centros históricos son la representación cultural del origen de las poblaciones. Es justo en este lugar donde se plasman las decisiones de la vida en comunidad, los rasgos, la esencia y la historia de una ciudad se advierten en la fachada de sus edificios, en sus iglesias, en sus plazas y parques, en el conjunto de sus trazos, en el sabor de sus barrios y el sentir de sus habitantes.

Después de varias décadas de abandono, estas zonas de las capitales latinoamericanas inician un interesante proceso de renovación, buscado mantener la memoria colectiva con proyectos de conservación de sus centros y monumentos históricos para volverlos accesibles y atractivos a propios y turistas.

Piedecuesta está ubicada sobre la vía que conduce a Bogotá, a 17 km de Bucaramanga, junto con Floridablanca y Girón conformando el área metropolitana de la capital del departamento de Santander. Localizada estratégicamente sobre el valle de los ríos del Hato, Frío del Oro y Manco, sitio empleado para pernoctar y aprovisionar de agua y alimentos, a comerciantes, viajeros, arrieros y bestias de carga en su largo viaje hacía Pamplona y los andes colombo-venezolanos a través de la cuesta que permitía el ascenso al páramo de Juan Rodríguez hoy de Berlín, situación por la cual recibe el nombre de parroquia y villa de San Carlos del “Pie de la Cuesta” a inicios del siglo XIX.

Municipio donde funcionaba en su casco urbano, una de las factorías de tabaco más grandes del país, aun de pie luchando contra el paso del tiempo y la llegada de la modernidad de las ciudades, Su ambiente inundado con el inconfundible olor del tabaco y la caña de azúcar, identificaba de inmediato las actividades de sus gentes, mientras algunos cultivaban otros trabajaban los telares de fique y el armado de tabaco, industrias artesanales que conservan sus raíces y tradición. 

El histórico inmueble “Casona El Tabacal” tiene más de 100 años de existencia y recoge parte de las vivencias de los “Piedecuestanos”, lugar donde funcionó por muchos años la “Fábrica de Cigarros La Antioqueña”; de la firma “Gómez Rueda y Miranda, donde cientos de habitantes se desempeñaron en la industria tabacalera, actividad que aún brinda identidad a la región y ha sido transmitida por generaciones.

Un conjunto formado por una casona esquinera y un gran claustro en su interior; nos muestra la riqueza patrimonial arquitectónica de esta construcción colonial; una nave central de mayor tamaño y altura, la cual tiene adosadas dos naves laterales, con muros de tapia pisada y adobe, esbeltas columnas de ladrillo abusardado con mezcla de cal y canto, su cubierta una compleja estructura de madera, el cielo raso de caña brava con pañete cagajón rematada en voladizos de repetidos canes de madera y teja de barro; localizada en pleno centro urbano, a dos cuadras del parque principal, sobre el eje de mayor actividad comercial de Piedecuesta.

Al momento de la adquisición la casona se encontraba deteriorada y contenía intervenciones con materiales que contaminaron su esencia; a partir de la visión de los inversionistas se toma la decisión de recuperar la construcción, su conversión da paso al hermoso proyecto: “Casona El Tabacal”, mediante un proceso de restauración las estructuras retornaron a su estado original, permitiendo el desarrollo de una actividad comercial con una cómoda distribución de locales, iluminados y ventilados naturalmente, además de generosos espacios para la circulación y parqueo; todo esto por un propósito: el de animar a los habitantes de Piedecuesta a la apropiación de su patrimonio histórico, despertando orgullo de sus recuerdos, de su pasado, mostrando al mundo la grandeza del espíritu y la bondad de sus gentes, abriendo las puertas a una forma diferente de hacer turismo.

OTROS PROYECTOS

Cargando…